Cronica del Via Crucis 2016-2017

Unas pocas familias mantenemos la tradición de responder a la invitación de la Congregación Mariana de la Asunción para peregrinar al Cerro de los Ángeles, generalmente el primer viernes de junio, y rezar juntos el Vía Crucis al Corazón de Jesús.

Todos los congregantes nos hicieron sentir verdaderamente en familia desde el principio. Muy especialmente el P. José Ignacio Rubio, que presidió la eucaristía, cuando invocó a San Ignacio y a Santa Maravillas de Jesús y en la homilía, contándonos anécdotas del P. Vidagor. La terminó subrayando cómo San Juan Pablo II, que rezaba el Via Crucis cada viernes en la misma víspera de su muerte pidió que se lo rezaran. A mi lado, las madres de tres Discípulos de los Corazones de Jesús y María contribuían a completar la familiar estampa.

Ya en la Esplanada, el P. Jorge de la Cueva S.J., a sus increíbles 90 años, nos animó en la introducción a que no fuera solo Via Crucis devoto, sino a rezar con la Pasión un rato todos los días. Nos acompañó todo el tiempo y nos dio la bendición al final.

Desde Familias de Betania aportamos la organización del autobús para los que necesitan o prefieren ese modo de transporte.

Además gentilmente nos cedieron dirigir tres de las estaciones del Via Crucis a tres consagrados de Familias de Betania: a Carmen Mora Figueroa dirigió la primera estación, Pepita Orta la séptima y Juan Baigorri la décimo cuarta.

Julia M. Glez.
Equipo Ntra. Sra. Del Saliente
Familias de Betania

LEAVE A COMMENT