Es la Rama de familias de Betania formada principalmente por matrimonios, agrupados a su vez en equipos.

Los miembros de Caná se comprometen a una regla de vida que incluye entre otras actividades, asistir a la reunión mensual de su equipo, el ofrecimiento diario de obras, el rezo diario juntos de un misterio del Rosario, la confesión mensual, la asistencia a unos Ejercicios espirituales una vez al año, a la participación en alguna de las misiones establecidas por la Junta de gobierno de FdB y a colaborar al sustentamiento económico de la Asociación con una cuota

Los aspirantes siguen un periodo de formación y participan en las actividades de los miembros. Una vez cumplido el primer año, el matrimonio pide su incorporación definitiva a la Asociación y realiza su consagración a la Virgen.
Cuando toda la Familia ya forma parte de la Asociación, además de lo anterior entroniza la imagen del Corazón de Jesús.

Plan de Formación

Está establecido en doce años divididos en tres grandes bloques:

I. PONER LOS CIMIENTOS

  • Betania, una casa para el amigo
  • Una sola carne, el misterio del amor esponsal
  • La paternidad, engendrar para la vida plena (al finalizar: promesa aspirante)
  • Piedad familiar, la gratitud que reconoce (al finalizar: Consagración a la Virgen)

II. EDIFICAR LA CASA

  1. La genealogía de la familia, urdimbre de las personas
  2. Aceite en las heridas, regenerar el amor en la familia
  3. Celebrar en familia, el gozo de la comunión
  4. Trabajo y familia, una alianza a cultivar (al finalizar: Consagración al Corazón de Cristo)

 

III. TENDER PUENTES

  1. La misión, familia y nueva evangelización
  2. Etapas de la vida, el camino de la familia
  3. El cultivo de la excelencia, virtudes relacionales de la familia
  4. La familia, fermento de la sociedad (al finalizar: Peregrinación a Tierra Santa)

 

Ruminatio familiar de la Biblia

Es una práctica familiar para acercarnos más intensamente a la palabra viva del Señor.

Durante el primer año de pertenencia de una familia a FdB tiene lugar la solemne entronización de la Biblia en el hogar, en una ceremonia familiar en la que esta presente el Capellán del equipo. La Biblia empleada tiene que ser un ejemplar digno de la Sagrada Biblia

Con motivo de la entronización se explica a la familia el procedimiento de lectura. Al principio de cada semana, un miembro de la familia designado por oficio, debe abrir la Biblia familiar por la página del evangelio del domingo siguiente; con esto se estimula a todos los miembros de la familia a leer ese evangelio y comenzar a “rumiarlo”

Cada domingo la familia debe encontrar un momento entre 20 y 30 minutos para “rumiar juntos” el evangelio de ese domingo

 

Comments are closed.